• El PIB en paridad de poder adquisitivo de España es de 38.171 dólares
  • El FMI cree que España se irá distanciando poco a poco de Italia

Por fin los españoles son más ricos (en PIB per cápita en paridad de poder adquisitivo o PIB ppa) que los italianos, una señal que deja entrever por un lado el ‘renacimiento’ económico de España,  y por otro, el desastre económico que ha sufrido Italia en las últimas décadas. La tercera economía más grande de la Eurozona se encuentra atrapada una vez más en el estancamiento político.

El producto interior bruto per cápita de España superó al de Italia en 2017, según los datos del FMI publicados esta semana que comparan a los países sobre la base de la llamada paridad del poder adquisitivo. Según los datos del FMI, el PIB ppa de España es de 38.171 dólares, mientras que el de Italia es de 37.970 dólares.

No obstante, si se analiza el PIB per cápita a precios de mercado, Italia sigue superando a España. En este indicador se divide la producción total entre los habitantes de cada país, pero se mantiene el nivel de precios de cada país intacto. De modo, que el valor los bienes y servicios producidos en Italia supera al de España después de ‘repartirlos’ estadísticamente entre la población.

El FMI también también ha pronosticado que España será un 7% más rica que Italia en los próximos cinco años. Hace una década, el PIB per cápita de Italia era un 10% más alto que en la actualidad, siempre bajo la paridad de poder adquisitivo, que elimina la distorsión que producen las diferencias de precios entre países.

Aunque la tasa de paro en España sigue siendo relativamente elevada (16,6%), incluso más alta que la de Italia (11%), el crecimiento del PIB español lleva varios años siendo uno de los más altos de la Eurozona, mientras que los avances de la producción en Italia son pequeños.

¿Quién más superará a Italia?

Para el 2023, algunos países del antiguo bloque soviético, incluidos Eslovaquia y la República Checa, también se espera que sean más ricos que Italia en términos de PIB per cápita ppa, según las previsiones del FMI. El buen rendimiento de los países del este de Europa está llevando a que algunos ya hayan superando incluso a Grecia, como es el caso de la República Checa.

“Desde el siglo XVI, Italia y España se han estado superando entre sí”, explica Carlo Alberto Carnevale-Maffè, profesor de la escuela de administración de la Universidad Bocconi en Milán. “España ha tenido una trayectoria de crecimiento más sólida y convincente que Italia desde al menos 2011, así que esto se veía venir”.

El estancamiento de Italia es una de las principales causas de la gran división política que sufre el país, con un electorado que está perdiendo la fe en la capacidad de sus partidos tradicionales para crear empleos y restaurar el crecimiento.

Los partidos antiestablishment y protesta han sido los grandes ganadores de las inconclusas elecciones generales de Italia del mes pasado, donde los votantes abandonaron a las fuerzas más moderadas de centro izquierda y centroderecha.

El bajo crecimiento de Italia y un endeudamiento público que está por encima del 130% del PIB, el más grande de la Eurozona después de la deuda de Grecia, supone una de los grandes riesgos para la Eurozona si vuelven a aparecer los problemas con la deuda y las primas de riesgo renacen.

La chispa que prenda esta mecha puede ser una subida de tipos de interés suben o un recrudecimiento de las condiciones financieras globales, que con estos niveles de deuda pueden provocar una situación insostenible. Ahora mismo, con unas condiciones financieras casi inmejorables, el pago de la deuda ya es una losa para Italia.

Sin una mejora económica estructural, Italia “sigue siendo una amenaza latente para la zona del euro”, asegura Lieven Noppe, economista senior de KBC, en una nota reciente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here