Tras 47 días de convivencia, Gran Hermano DÚO ha puesto en marcha su repesca. El pasado martes se lanzó a los espectadores una pregunta en la app oficial del programa: si queríamos que regresase un concursante expulsado o no.

Durante la gala del jueves se resolvió el interrogante y, como se preveía, la opción del sí a la repesca venció con un 68,2% de los votos del público. De este modo, los cinco concursantes eliminados hasta la fecha más Yoli Sáez, que abandonó la casa el propio jueves, entraron a formar parte del proceso. El más votado a través de otra encuesta en la app recuperará su plaza como participante y sustituirá a Julio Ruz, que fue expulsado por la organización del programa debido a conductas inapropiadas contra María Jesús Ruiz y no opta a regresar.

Durante el debate del domingo se anunció la segunda fase de esta repesca: los tres más votados subirían a la casa y vivirían allí, junto al resto de participantes, hasta el martes. Entonces el más votado será eliminado y los dos restantes permanecerán en la convivencia hasta el jueves, cuando solo uno se quedará como concursante de pleno derecho. Los más apoyados por el público resultaron ser Candela Acevedo, Sofía Suescun y Fede Rebecchi,  que protagonizaron tensos reencuentros con Antonio Tejado, Alejandro Albalá e Ylenia Padilla respectivamente.

Ylenia Padilla y Fede Rebecchi en ‘GH DÚO’. Foto: Mediaset España

La repesca, un clásico en Gran Hermano

La repesca es ya una mecánica clásica en el universo Gran Hermano, teniendo lugar por primera vez en GH9. El público decidió entonces repescar a la polémica primera expulsada Amor Romeira, que poco después abandonaría el concurso por su propio pie. En GH10 obtuvo una segunda oportunidad Ana Toro, oportunidad que perdió cuando el programa se vio forzado a eliminarla tras filtrar información del exterior. El mismo destino sufrió Fernando Espinar, repescado en GH17 y también expulsado por la organización por hablar de más.

La repesca de GH11 fue triple: una plaza la elegía la audiencia, otra los concursantes y la tercera los propios participantes ya expulsados. Resultaron afortunados Carol Lavín, Pilarita Gómez y Siscu Castillo. Pilarita hizo historia al convertirse en la primera repescada en llegar a la final.

Las repescas de GH12, GH12+1 y GH14 siguieron una mecánica similar: dos concursantes regresaron a la casa más famosa de la televisión. En las dos primeras ediciones los dos fueron escogidos por la audiencia y en la tercera una lo eligieron los compañeros. Los afortunados fueron Rubén Estévez y Yago Hermida (GH12), Cristian Villaescusa y María Sánchez (GH12+1) y Juan Carlos Sánchez e Igor Basurko (GH14). Cabe apuntar que en las tres ediciones uno de los repescados (Yago, María e Igor) consiguió alcanzar el segundo puesto en la final.

GH15 fue la primera edición desde la implantación de la repesca en no contar con ella. En GH16 se retomó el formato clásico y solo regresó una concursante: Raquel Martín, que ahora también concursa en GH DÚO.

GH Revolution ofreció una opción similar a la repesca: el intercambio. Se propuso a la audiencia el intercambiar a dos concursantes expulsados por dos que seguían en el juego, y así fue como Miriam Santiago y Laura Velasco sustituyeron a Miguel del Villar y Cristian Fernández. Ninguna tuvo suerte en su nueva andadura, pues Laura abandonó al no soportar la presión y Miriam no llegó a la final debido a una serie de actitudes polémicas contra el gran favorito de la edición.

En las versiones VIP del formato también ha existido la repesca, siempre individual: fue así como Francisco Nicolás Gómez, primer expulsado de GH VIP 4 y Aída Nízar, cuarta eliminada de GH VIP 5, regresaron a Guadalix de la Sierra.

Kiko, María Jesús y Raquel, nominados

Kiko Rivera, María Jesús Ruiz y Raquel Martín se convirtieron en los nominados de las primeras nominaciones individuales de la edición, una vez rotas las parejas de concurso. Fueron los tres concursantes que más puntos recibieron de sus compañeros a la cara y la lista no cambió, pues Ylenia Padilla, la jefa semanal, decidió no intercambiar a ninguno de los propuestos para la expulsión.

El debate del domingo reveló los primeros porcentajes ciegos: 45,0% – 4,2% – 50,8%. Parece claro que la eliminación es cosa de dos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here