El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este sábado la igualdad “real” de oportunidades para hombres y mujeres. Ha apoyado las medidas de conciliación, emplazando al resto de fuerzas políticas a firmar un pacto por la racionalización de horarios.

Rajoy ha clausurado la Convención Nacional sobre Familia y Conciliación que ha celebrado este fin de semana el PP en Zaragoza.

En su intervención, ha señalado que la brecha salarial entre hombres y mujeres es inferior ahora a la que había en 2011. En referencia a la labor de su Gobierno en esta materia ha indicado que “otros defienden la igualdad con discursos, nosotros con decisiones. Unos montan el número, pero nosotros traemos aquí datos. Estamos reduciendo la brecha salarial y cualquier otra brecha de género y lo hacemos con eficacia.

El presidente ha indicado que la familia es una prioridad para su Gobierno, que creó los cheques familiares y que, con el primer indicio de recuperación, bajó los impuestos, algo que pretende seguir haciendo “cuando se pueda”, porque hay muchas cosas “que no se pueden hacer en un momento concreto, pero más adelante sí”.

Rajoy ha reconocido que queda mucho por hacer en materia de igualdad pero que no todos pueden hacerlo. Y ha atacado la forma de actuar política de algunos partidos: “Ahora nos enfrentamos, con optimismo y con fuerza, a una mezcla letal para nuestro país. Al socialismo se une el populismo en sus distintas versiones y, cuando no, se juntan con eso que se llama la nueva política y que en realidad es el tactismo y el oportunismo de toda la vida porque no han sido capaces de afrontar nada”.

También ha dirigido sus criticas hacia los que ha llamado comentaristas de la política: “Aquí hay muchos que hablan , pero luego hay que saber gobernar , que es tomar decisiones, no comentarlas, que vemos es lo que está sucediendo con buena parte de la clase política en nuestro país,” en referencia a la propuesta del PSOE para incrementar las pensiones.

En su discurso, Rajoy ha adelantado que el nuevo modelo de financiación autonómica tendrá en cuenta aspectos importantes para algunas comunidades, como Aragón, como son la despoblación o la dispersión.

Ha insistido en que es necesario aprobar un nuevo modelo de financiación autonómica, entre otras cosas, porque el PP votó en contra del vigente, que apoyó el PSOE.

Por eso, ha hecho un llamamiento a los socialistas para que “pasen del discurso a sentarse a negociar y a buscar un entendimiento”.

Ha reconocido que “no es un tema fácil”, pero ha añadido que los ciudadanos necesitan que sus representantes se esfuercen “para llegar a un acuerdo”, especialmente, a su juicio, entre los partidos que gobiernan en la mayor parte de las comunidades autónomas, es decir, el PP y el PSOE.

Relacionado con la despoblación, el presidente del Gobierno se ha referido también al impulso de medidas que reactiven los entornos rurales.

Para lo que es crucial que “sigan llegando los fondos comunitarios necesarios”, algo que está peleando su Gobierno tanto a escala nacional como a escala europea.

El PP, según sus palabras, es consciente de ello y se ha propuesto colocar el tema en “la agenda nacional”, algo que comenzó a hacer en enero del año pasado a raíz de la Conferencia de Presidentes y del compromiso que se marcó, la redacción de una Estrategia Nacional para el Reto Demográfica.

Sobre el tema de las pensiones ha apuntado que desconfía de quienes hacen propuestas “sin contar cómo las van a pagar”, a no ser que sea con unos “cheques sin fondos”, algo que él ve todos los días en quienes hacen promesas sobre pensiones, renta mínima o vivienda gratis que no cumplirán.

Rajoy ha recordado que “si España vivió la peor crisis económica de su historia, que estuvo a punto de llevarse todo por delante, fue por la irresponsabilidad de quienes prometían lo que no podían cumplir”. Ha alertado a los ciudadanos de quienes prometen que van a gastar más dinero pero bajando los impuestos, porque “les están engañando”.

En otro momento de su intervención, Rajoy apuntó que el PP está preparado para “volver a gobernar” en Aragón “cuando lo pidan los aragoneses”, “mejorando la oferta de futuro aquí y en toda España”.

Y ha puesto a Aragón como “ejemplo de las cosas que pasan en la política española”, ya que en las pasadas elecciones autonómicas y municipales el PP “ganó” en las Cortes de Aragón y en las tres capitales de provincia, mientras en la actualidad solo gobierna en la ciudad de Teruel”.

Ha añadido que “gobiernan los que perdieron, con el único objetivo de que no gobernáramos los que habíamos sido votados con la mayoría de los ciudadanos”.

Según Rajoy, esos pactos se han traducido en una “inestabilidad continua en la principales instituciones” ya que, en sus palabras “cuando gobiernan los que pierden los que acaban perdiendo siempre son los ciudadanos”.

Intervención de la ministra de Sanidad

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Monserrat, ha asegurado que “nadie” puede dar “lecciones de igualdad” entre hombres y mujeres al PP, un partido de “grandes pilares” que considera que esta lucha es “cosa de todos” y no solo de las mujeres.

Añadió que el PP lucha por defender el talento de todos “sin jamás excluir a nadie”, y en ese contexto pelear por la libertad y la igualdad “solo lo pueden hacer, juntos, los hombres y las mujeres”.

En su cerrada defensa de la “unidad de España, de la libertad y de la igualdad”, el PP considera que apoyar a las familias es “fortalecer el modelo de sociedad” y por eso el Gobierno lleva seis años llevando a cabo políticas sociales que apoyen a las familias.

Según la ministra, para una igualdad efectiva, además de potenciar la creación de empleo, es necesario “derribar barreras invisibles y los estereotipos”, que la maternidad “no se penalice” y poner en marcha acciones como el llamado “currículum anónimo”, para que las empresas no puedan conocer en el proceso de selección ni la edad ni el sexo ni la raza de los aspirantes.

Monserrat ha recordado que el Gobierno se comprometió a llevar a cabo un Pacto de Estado por la Conciliación y Racionalización de Horarios y que está trabajando con asociaciones, empresas y sindicatos en esta línea.

Maroto y la huelga del 8 de marzo

El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, ha asegurado que su partido no apoyará la protesta convocada para la jornada del 8 de marzo, Día de la Mujer, porque está auspiciada por Podemos.

En declaraciones a los medios, Maroto ha indicado que ” no podemos apoyar una manifestación convocada por Pablo Iglesias, es la manifestación de Podemos y lo sabe todo el mundo, creemos que la igualdad de oportunidades no se alcanza con la manifestación que quiere Pablo Iglesias, que lo que le gusta es el ruido”.

En contraposición, ha destacado que el PP, desde el Gobierno, está realizando “políticas efectivas” para impulsar la igualdad de género. “Creo que hay muchas voces que están diciendo que las mujeres que no trabajan, porque están en el paro, no pueden hacer la huelga que propone Pablo Iglesias, precisamente las mujeres que no pueden trabajan porque no tienen empleo son las que más brecha salarial sufren porque no tienen ninguna posibilidad de ingresos”.

“El PP lo que va a hacer es trabajar para que la igualdad de oportunidades sea una realidad y vamos a combatir las causas de la brecha salarial, creo que la manifestación a favor de Podemos no es la solución”, ha incidido.

Respecto a las pensiones Maroto se ha mostrado partidario de debatir sobre esta cuestión, pero ha remarcado que en ningún caso hay que poner encima de la mesa una reducción de las mismas como ha ocurrido “en otros países”.

Ha incidido en que un gran acuerdo de pensiones debe garantizarlas y establecer un modelo que funcione “para la cobertura de las próximas generaciones”. Ha evidenciado que se trata de un debate “muy serio”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here